Hoy es Viernes, 28 Julio 2017   Última actualización: 5:52 am
Entretenimiento 13/01/2013 12:00 am

Edgar Antonio Moreno: Familia en crisis

webPadres & hijos (1)

El próximo domingo, en Ciudad de México, estrenan la obra teatral “Padres & hijos”, del venezolano Víctor  Vegas

El dramaturgo Víctor Vegas (Barquisimeto, 1967) está de fiesta porque en la capital de México se estrena su pieza “Padres & hijos”, el 20 de enero de 2013, en la sala del Foro San Antonio de México D.F. Él se instala con su esposa en Madrid desde 2008 para escribir teatro y esperar que sea escenificado algo de su creciente repertorio. Y ahora, ante la buena noticia,  cuenta los pormenores.

– ¿Qué lo lleva a escribir esa pieza?

-Quería escribir sobre la familia en estos tiempos de crisis. Es precisamente ahí donde comienza nuestra andadura por el mundo. Me interesaba abordar el tema de los valores vistos desde la perspectiva de cada miembro, los choques generacionales, contrastar algunas de las ideas preconcebidas que tienen los padres sobre los hijos y viceversa; hablar de las relaciones tirantes, de esas relaciones de amor y odio que a veces surgen entre miembros de una misma familia. Por ejemplo, siempre me ha inquietado eso de criarse bajo unas mismas directrices y con igual sistema de valores y al final hay hermanos que terminan siendo tan diferentes. Sus gustos, sus maneras de entender el mundo y sus posiciones frente a la vida. Y no tenemos que olvidar que la familia es un ecosistema de la sociedad; de modo que aquella acaba reflejándose en ésta. Por otra parte, la idea de la pieza se me ocurrió a principio de 2008, pero fue un año después cuando comencé a escribirla.  Soy de los que necesitan tener una especie de borrador mental de la historia antes de decidirme a escribirla con pelos y señales. Es decir, construyo previamente, de principio a fin, la obra en mi cabeza. En ese lapso me dedico a tomar apuntes, profundizar en los temas que quiero tocar y en documentarme lo suficiente y armar los perfiles de los personajes. Una vez que tengo completado ese borrador mental, me siento a escribir. Requiero en promedio un año para madurar una idea. Luego unos seis u ocho meses más para escribirla y después ya dejo reposar la obra otro buen tiempo para posteriormente revisarla y corregirla. En el caso específico de “Padres & hijos”, cuya primera versión estuvo lista en agosto de 2009, dejé pasar más de dos años para subirla a mi pagina web (http://www.victorvegas.com), cosa que hice en enero de este año.

-¿Qué comentarios tiene por las lecturas de su piezas? 

-No acostumbro a dar mis piezas a nadie para que las lea. No porque padezca de pruritos o porque no tenga estómago para escuchar las observaciones y críticas de colegas, sino porque, aparte de mi querida esposa, creo que a nadie más de mi entorno inmediato le interesa leerlas. Hoy en día a la gente le importa muy poco leer teatro. A no ser, claro está, que estén relacionados con el medio. Antes solía intercambiar obras con mi amigo Gustavo Ott. Le enviaba las mías y él me enviaba las suyas. Nos leíamos y comentábamos. Una experiencia sin duda enriquecedora. Pero desde que salí de Venezuela dejamos de hacerlo. De quien sí tuve feeback, y muy positivo, dicho sea de paso, fue de Ricardo Ian, la persona que produce a “Padres & hijos” en México. Me dijo que cuando leyó la obra, quedó tan enamorado del texto, que detuvo la producción de “La duda”, de John Patrick Shanley, para dedicarse a “Padres & hijos”. Para mí, conocer esta anécdota, ha sido un halago.

– ¿Qué piensa cómo dramaturgo y cómo hijo en una situación similar a la que propone su obra?

-Tolstoi escribió que todas las familias felices se asemejan, pero que cada familia desdichada era desdichada a su manera. Esta cita sirve de epígrafe a “Padres & hijos”. Elegí a los Hidalgo-Suárez, la familia de mi pieza, una familia desdichada a su manera, porque desde su historia era más sencillo abordar los asuntos que deseaba desarrollar. No soy de los autores que juzgan a sus personajes. Todo lo contrario. Creo que ellos son, sobre todo, las circunstancias que les rodean. Es decir, en definitiva, las decisiones que van tomando a lo largo de la historia. Y en este aspecto puede que el espectador se conmueva o solidarice en ciertos momentos con un personaje y que en otros odie y quiera ver desaparecer de escena a ese mismo personaje. Las decisiones son suyas y esos los hace libres, independientes de lo que crea o piense su creador. No escribo teatro para dar lecciones de nada. Sólo aspiro a que la gente que vea una de mis obras reflexione y se cuestione sobre ciertos asuntos que se abordan en ella y que pudieran tocar de refilón a sus vidas. Una ilusión que no deja de ser una ingenuidad, claro.

 -Leo “Padres & hijos” y  encuentro un cambio notable en el manejo de la estructura, y se nota la influencia del cine por la serie de escenas reflexivas monologadas de los personajes.

-El cine ha sido una gran influencia en mi vida. No sólo como dramaturgo, sino también en mi faceta de narrador. Tanto me ha influenciado que en más de una ocasión he sucumbido a la tentación de escribir cine. Te confieso que conservo guardados con celo tres guiones cinematográficos. Uno para un largometraje y dos para cortos. Por cierto, a principio de este mes me informaron de que uno de estos últimos ha sido finalista en un premio de guiones para cortometrajes aquí en España. Se ha convertido en uno de los cinco afortunados entre los cuales el jurado elegirá al ganador. Ya veremos qué pasa. En cuanto a la estructura, justo es la parte que más intento pulir en mis obras, a la que dedico mayor atención y tiempo. Ya se sabe que una historia impacta no sólo por su contenido sino por la manera en que está contada. Pero trabajo sus estructuras sin perder de vista la sencillez que a la vez quiero que transmitan. Por último, los monólogos son herramientas invalorables en el teatro para dar información relevante de un personaje al espectador. Sobre todo en el caso de esta obra en la que casi todos los personajes aparentan algo que no son.

Teatro dominical

El Foro San Antonio de México D.F, la sala  donde se presenta “Padres & hijos”, está en la Calzada México-Tacuba # 70, colonia (barrio) Tlaxpana, Delegación Azcapotzalco. La producción y la dirección del montaje son de Rimart Producciones y  Aida Andrade. El elenco lo integran: María Del Carmen Félix, Oscar Humberto Saucedo Yoldi,   Diana Brugada y  Ricardo Ian. La música es original y ha sido compuesta por  Juan Manuel Pavón. La temporada se extenderá hasta el 24 de marzo porque las funciones sólo serán en día domingo.

El Espectador / Edgar Antonio Moreno Uribe / emorenouribe@gmail.com

elespectadorvenezolano.blogspot.com / La Voz

 

Comparte

También le puede interesar

Entretenimiento

La Voz en tu correo

Ingresa tu correo electrónico:

Encuesta

¿Participará en el plesbicito convocado por la oposición para este 16 de julio?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...