Hoy es Domingo, 21 diciembre 2014   Última actualización: 12:50 am
Sucesos 02/09/2012 12:00 am

Robos organizados a las residencias

Es más sencillo ingresar a espacios donde hay menos patrullaje y menos posibilidades de pedir auxilio. Por ejemplo ha sucedido que en la urbanización California Sur en el Municipio Sucre en Caracas se están viendo robos tipo comando a las casas porque son calles cerradas y no comunicadas entre sí donde no existe el patrullaje policial por descoordinación con los vecinos quienes de manera equivocada pretendieron privatizar un espacio público

Ha existido un repunte noticioso que refleja el incremento de robos organizados a residencias, no sólo en la ciudad Capital, sino en otros estados de nuestro país. La delincuencia ha ido evolucionando y perfeccionándose, de una manera más acelerada que las leyes y el sistema de justicia.

Hace 20 años el delito de robo era el más común desarrollándose en los años 90 la modalidad de robo a instituciones bancarias y blindados como una forma de delincuencia más calificada. El robo de vehículos ameritó la aprobación de una ley que tipificara el delito de manera particular, así la ley sobre el robo y hurto de vehículos tuvo un momento de máximo apogeo. Ahora el robo de vehículos no es rentable a la delincuencia porque todos están asegurados y tienen sistemas satelitales que permiten su ubicación, amén que el mercado que existía con Colombia ha dejado de ser productivo por el valor de Bolívar con relación al peso colombiano. Esto produce un fenómeno de desplazamiento del delito a formas más organizadas y menos violentas, pero que producen mayores dividendos para los delincuentes. Por esa razón en las estadísticas disminuyen los hurtos y los robos genéricos pasando a incrementarse los robos agravados y los secuestros express.

California Sur azotada

Si analizamos desde el punto de vista de la casuística criminal observamos como constante que no son hechos caracterizados siempre por la violencia física, más sí por la violencia psicológica basada en la amenaza constante contra la vida de quienes son víctimas del delito.

Ya de secuestro hemos hablado, nos toca hablar ahora de la caracterización de los robos a residencias tipo edificios y a casas de las mismas urbanizaciones, lo que permite zonificar los hechos delictivos haciendo entender que son áreas específicas que han sido elegidas por ser más tranquilas, menos concurridas y particularmente no supervisadas por cuerpos policiales por su altura o lejanía con calles principales.

Es más sencillo ingresar a espacios donde hay menos patrullaje y menos posibilidades de pedir auxilio. Por ejemplo ha sucedido que en la urbanización California Sur en el Municipio Sucre en Caracas se están viendo robos tipo comando a las casas porque son calles cerradas y no comunicadas entre sí donde no existe el patrullaje policial por descoordinación con los vecinos quienes de manera equivocada pretendieron privatizar un espacio público.

Modus operandis

En el caso de edificios se eligen los que tengan menos cantidad de apartamentos pero que sean de clase media alta a alta, al ser pequeños tienen poco tránsito en horas tempranas lo que facilita el ingreso de los grupos delictivos para someter a trabajadores residenciales y a vecinos que estén en casa. Actúan más de 10 personas, no tienen las características equivocadas que la gente piensa se le atribuyen a todos los delincuentes, por el contrario son personas de buena apariencia pero con movimientos, actitudes y vocabulario que recuerda a la caracterización de policías. No en vano los vecinos víctimas de este tipo de robos han expresado con certeza que son policías quienes han ingresado en sus viviendas. Ingresan por puertas de estacionamiento como si fueran un vecino, o con total tranquilidad por el frente de la residencia.

El primer paso es tomar el control de las puertas de acceso a la vez que la neutralización de esos vigilantes preventivos que no tienen absolutamente nada para enfrentar a un corpulento y armado delincuente. No se esfuerzan en cubrir sus rostros y menos aún en simular su finalidad. Recurrir al trabajador residencial es un paso importante quien será el encargado de llevar a los ladrones puerta a puerta para que haya confianza en los vecinos para que abran, encontrándose con la sorpresa de ser sometidos y atados en un solo apartamento donde los concentran a todos, mientras van saqueando el resto de los domicilios.

Dinero, joyas, obras de arte, equipos de TV y sonido, entre otros objetos son parte del botín. Actúan de una manera organizada cumpliendo roles y funciones muy específicas. Tienen claves para dirigirse unos a otros, de allí que se sospeche de la participación de exfuncionarios policiales e inclusive de algunos activos que permitiría además las posibilidades de controlar que no llegara ninguna autoridad policial.

La operación puede durar por tres a cuatro horas y durante este tiempo todos serán despojados de cualquier forma de contacto, suelen además dejar sin luz los edificios y casas, lo que además denota un gran tecnicismo en la forma de ejecutar el robo. No hay violencia física, en la medida en que la resistencia de las víctimas es poca ya que eligen horarios donde predomine la presencia de personal doméstico, personas de avanzada edad, mujeres y niños, lo que disminuye el riesgo de confrontación.

A ser preventivos

Hay que leer los artículos de prensa que narran los hechos de casos como el que describimos para entender los modos y formas de ejecución de allí podrá conocer y saber con algunos detalles lo que está sucediendo y le permitirá elaborar su propio plan de prevención. La invitación no es a ser paranoicos sino a ser preventivos, lo que nos permitirá por lo menos estar preparados para una situación de alto riesgo.

TIPS PARA QUE TE DEFIENDAS

1.-Deben realizar reuniones de seguridad entre vecinos donde sepan qué hacer en caso de que se presente una situación como esta. Esto deberá incluir el uso de palabras claves que permitan advertir el peligro a otros vecinos y dé pie a llamar a la policía mientras se desarrolla el robo.

2.-Conozca e identifique a todos sus vecinos, lo ideal sería por sus nombres y número de apartamento o casa. Observe los vehículos que normalmente están en el estacionamiento, de tal manera que un vehículo distinto o una persona no común será un motivo de sospecha para alertar a otros vecinos o por lo menos retardar el momento de entrar a su hogar.

3.-Coordinen acciones que les permitan contacto directo con el jefe policial de la zona, un número de contacto directo con un ente de respuesta inmediata que inclusive sepa identificar si usted está en una situación de peligro. Son ideales los radios vecinales y las alarmas de pánico que producirán la atención del resto de los vecinos.

4.-No oponga resistencia, desprenderse mentalmente de lo material es un ejercicio diario a practicar, eso evitará que al llegar al momento trate de aferrarse a lo material. En ese momento preservar la vida y la integridad física es lo más trascendente.

5.-No de información sobre sus salidas, vacaciones, bienes o espacios donde esconda sus bienes más costosos. Toda información sobre objetos de valor debe ser manejada con la mayor discreción, a la vez que encontrar un espacio seguro y no visible que sirva para esconderlos.

6.-Es importante no sólo participar a las autoridades policiales luego que culmine el hecho, sino además difundir información a través de las redes sociales que permita que otros vecinos en zonas cercanas estén alerta y tengan documentación suficiente para identificar estos grupos.

Para que te defiendas

Mónica Fernández

Twitter: @monifernandez

Comparte

También le puede interesar

Sucesos

La Voz en tu correo

Ingresa tu correo electrónico:

Encuesta

Usted cree que el gobierno esta abordando con eficiencia la lucha contra la corrupción?

Ver resultados

Loading ... Loading ...